sábado, 11 de diciembre de 2010

Vestigios a la sombra del ocio




Al tiempo, el único animal que respira entre el sueño y la piel.
*

Se que tu corazón esta rabiando por la poesía que te pinto
y que se va transformando poco a poco en silencio
entre tu tanto ruido interior sin recuperar mis ecos.

Se que lo oscuro insiste llevarte hasta el techo
cuando no ves las letras que quieres leer
cuando las voces de esos sonidos vienen
de los sueños nuevos de vida alrededor

Nunca hubiera podido escribir todas estas palabras
que escuchas
después de las dudas del violín de la nostalgia
nunca,
después de tanto amor.

Debo buscar un lugar mas seguro para ocultarte,
se que me perseguirás de nuevo pausado vagabundo,
una y otra vez en mi constante duelo,
pero, esa próxima vez, se que no tendrás éxito
aunque pidas abrigo a mis letras negras y golpees mi puerta del rencor,
aunque digas que has cambiado y quieras desvanecerte de mi pena
con todos los instintos, para debilitar mis sentidos.

No podrás lo sé muy bien,
pues yo ya estaré bien muerta en todas estas letras densas
con la que clausuro todas las salidas hacia el nunca jamás.

Alles Liebe
^^(°°)^^

2 comentarios:

Balteu dijo...

Hola Simetha, hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí y veo que sigues tan esplendida en tu poesía como siempre.
Espero que esa muerte sea ficticia y que tanto tú, como tus letras sigáis muy vivas, porque es un lujo leerte.

Bicos

Simetha dijo...

GRacias por recordar de algún modo este terco blog. Seguimos vivos sip, el lujo lo vale más sus visitas.

GRan beso
^^(°°)^^