miércoles, 11 de marzo de 2009

Nociones intrusas





Duele lo dolido hecho por la maldita ignorancia, desvíos, descuidos, abusos, que se yo.

La muerte de inocentes y esta maldita impotencia!!
+

Esta soledad disfrazada por el vacío cuando sucede,
este cuarto oscuro tan hondo como el heno
que nos empuja noche a noche a la noche de nuestra muerte.

Estos huesos que repugnan bajo el signo de carencias,
Y esta torpe sabiduría encerrada
en una de mis siete jaulas me recuerda las promesas rotas
y la torpeza del mismo ser humano

Esta maldita continuidad que es resurrección
nos limita a vagar más en las noches
por las ventanas y balcones que ya no se abren.

Este no llamar y gritar a lo que fue
nuestro pequeño sol de cada día,
ahora nos quema, acusa y cauteriza la melancolía.

Esta fugacidad de las causas
sin motivos para olvidar o remplazar,
nos aproxima a un pensamiento más profundo
temible y aguardado como la muerte misma.


Y qué?


si todo este destierro entre tantos ecos
ya no nos recobrará los nombres
de los que estuvieron en nuestros días
y nuestras manos secas, deshinibidas, afligidas
ya no tocaran las ordenes de no mostrarse tersas.



Alles Liebe

^^(°°)^^



+++ +++++++++++++

7 comentarios:

Zoe dijo...

"Esta maldita continuidad que es resurrección
nos limita a vagar más en las noches
por las ventanas y balcones que ya no se abren"...

Vago casi a medianoche por tus ventanas, que ´si se abren...cualquier cosa que escribiera haría que repitiera y repitiera....lo que me haces sentir al leerte...

Si, otra coincidencia kerouac:

"el gato tranquilo percibe la luna"

Abrazos

fonsilleda dijo...

¡Qué dos!: Uleu y Zone, mis dos admiradas escribientes, mis dos admiradas mujeres.
Esos tortuosos renglones de poemas con letras impresionantes, rasgadas, evocadoras de imágenes y plenas de vivencia y sentimiento.
Siempre para mí es un placer pasar por aquí y tener que hacerme fuerte para pasear palabras.
Bicos.

Balteu dijo...

Y qué? Si en ese destierro no escucharas ecos, si recobraras tu propio nombre y los que estuvieron en aquellos días, de alguna forma te dijeran que esas manos que tan bien escriben, revitalizaran estos versos rojos, que como la sangre parecen gotear de lo profundo.
¡Arriba, Simetha!

Dejo un racimo de bicos.

Gittana dijo...

Y si no escuche??? Y si no fui yo la que empuje??? Tal vez esa es la agonía de la inocencia...

Angelus dijo...

Cuanta moralidad oscura denuncian tus versos chinita mía.

Puedo ver sangrar tus pensamientos.


Te abrazo hasta cicatrizar tus heridas.

malena dijo...

y los ecos silenciosos ya no traerán recuerdos..

Simetha dijo...

... Y lo sé, al dejar mi inpenetrable silencio y descender por esta vereda rocosa real de la existencia, he aprendido a compartir el dolor y agradecer infinitamente: a mis gatos llenos de amor y vida, a los caminantes que comparten hermosos recuerdos, a los soniadores que consuelan con sus letras, a las bellas gitanas que me hacen sentir loca condesa, a los ángeles que abrazan tiernamente con su distancia, a otros gatitos que llenan espacios con sus flores, y, a los que no escriben nada, pero que se están aquí... gracias de todo corazón por sus visitas. Dejo mi beso.

Alles Liebe
^^(°°)^^